Técnicas y Cuidados

Cuidados de la hortensia: La guía más completa y actualizada

Cuidados de la hortensia

Cuidados de la hortensia: Consejos prácticos

 Al hablar sobre los cuidados de la hortensia puede hacer que te remontes en la estación del verano, precisamente, porque esta variedad de plantas nos regala sus flores en esa época del año.

Existen más de 70 especies de hortensias. Las cuales gozan de gran aceptación entre las personas, debido a sus típicos macizos de flores, que tienen  una forma redondeada o cónica. Igualmente, las puedes encontrar en múltiples colores: blancos, rosas o azulados.

La facilidad de cultivo, la variedad de tonalidades y la escasa iluminación que requiere; hace que sea una opción ideal para cultivar directamente en tu jardín.

O que disfrutes de sus flores en espacios donde no incidan directamente los rayos del sol, principalmente cuando el clima es muy cálido.

A pesar de que este tipo de plantas crece en forma de arbusto, pudiendo alcanzar un tamaño que oscila entre uno y tres metros de alturas, es común que muchas personas prefieran  plantarlas en macetas.

Flores

Como dato curioso debes conocer que sus floraciones se mantienen completamente activas desde comienzos del verano hasta inicios de octubre.

Para garantizarlo, es necesario que mantengas las condiciones que le permitan crecer y desarrollarse sanamente.

Si estás interesado en incluir este tipo de plantas en tus espacios: jardín, terraza o interiores de tu vivienda; en este post podrás encontrar toda la información que necesitas referente a los cuidados y el mantenimiento de la hortensia.

¿Qué colores puedes encontrar?

De las variedades de hortensias existentes puedes escoger entre los tonos rojos, morados, rosas, blancos, azules y verdosos; los que prefieras. Este particular, o sea, el color está determinado por el sustrato.

Cuidados de la hortensia_ Variedad de coloresCuidados de la hortensia_ Variedad de coloresCuidados de la hortensia_ Variedad de coloresCuidados de la hortensia_ Variedad de coloresCuidados de la hortensia_ Variedad de colores

Cuidados de la hortensia: Tipo de suelo y su relación con el color

Según el color, es preciso que mantengas determinadas características del suelo. Las variedades azules o moradas necesitan un compuesto ericáceo o ácido, mientras que los rosas requieren de un suelo alcalino.

La alcalinidad del suelo hace que cambie el color de las flores de las hortensias. De este modo, antes de plantarlas es preciso que compruebes o midas su PH. Para ello necesitarás un kit especial o apoyarte en el siguiente video.

Se obtienen flores azules cuando el PH es inferior a 5.5; para valores superiores al indicado y hasta 7.5 (que es la acidez que resiste este cultivo) las flores que se consiguen son rosas.

Según tu preferencia podrás ajustar este parámetro, tanto para mantener como para variar el color de las flores de tus plantas.

Sin embargo, se debe destacar que las hortensias que presentan flores blancas no se ven afectadas por el PH del suelo. El color de estas plantas puede ser escogido por selección genética.

Un caso bien representativo es la variedad Hydrangea macrophylla, la cual es recomendable si deseas experimentar cambiando el color de las flores de la hortensia.

Puedes bajar el PH del suelo incorporando productos azufrados o turba. Al colocar caliza molida alrededor de la planta subirás el PH.

Cuidados de la hortensia: ¿Qué producto usar para cambiar el color rosa a azul?

También, es posible cambiar el color de las hortensias rosas a azul si le agregas sulfato de aluminio. Igualmente, si colocas azulador de hortensias en el agua que utilizas para regar, conseguirás modificar la tonalidad de las de color rosa.

Sin embargo, debes tener en cuenta que para conseguir el cambio que deseas debes ser constante y paciente. En ocasiones se demora algunos meses conseguir resultados favorables.

Puede ser que en la primera floración no ocurra la metamorfosis, pero si continuas con el trabajo, en la próxima etapa, disfrutarás de tus hortensias de color azul.

Cuidados de la hortensia: Pautas para plantar

A  continuación te detallamos, algunos de los cuidados de la hortensia que te ayudarán a que la misma te regale sus espectaculares flores en los meses más calurosos del año.

¿Qué tipo de tierra necesito?

Es necesario que la tierra que uses para plantar las hortensias tanto en macetas como en tu jardín tengan las características idóneas para su crecimiento.

Este cultivo requiere de los suelos ricos en nutrientes, preferiblemente húmedos, que sean porosos y que tengan un buen nivel de drenaje, para evitar los encharcamientos.

Asimismo, para lograr la evolución de estas plantas es preciso, según el tipo de suelo que presentes, que incorpores una capa de mantillo, tierra vegetal o tierra de brezo.

Recursos que te ayudarán a mantener la humedad que necesita este tipo de cultivos.

¿Cuándo y cómo debo plantar y trasplantar las hortensias?

Trasplante.Trasplante.Trasplante.Trasplante.Trasplante.

La mejor época del año para comprar las hortensias, según la opinión de varios expertos en jardinería, es el primer trimestre del año, antes de que comience la primavera.

En este caso se debe verificar que sus tallos y sus hojas sean saludables y que no tengan manchas.

Si se desea trasplantarlas directamente en el suelo o en otra maceta más grande, es recomendable hacerlo en la primavera o en el otoño.

Para determinar el grado de profundidad que debe tener el orificio a cavar, se debe tomar como referencia el cepellón de su raíz. El tamaño del agujero debe ser dos o tres veces más ancho que este.

Una vez abierto, se procede a colocar la planta, luego se llena de tierra hasta la mitad y se le añade un poco de agua. Para finalizar, se cubre todo el hoyo con tierra. Otros de los elementos que debes tener en cuenta es el espacio entre plantas.

Según el tamaño que deseas que alcance tu hortensia debes separarla de uno a tres metros del resto de las demás plantas que conforman tu espacio. Con esto garantizas que su crecimiento no se vea obstaculizado.

Cuidados de la hortensia: ¿Cuándo regarlas?

Es preciso que mantengas la humedad en esta planta, sin dejar charcos de agua en el suelo. El tipo de riego depende de la estación del año en la que te encuentres.

Asimismo, debes evitar el uso de agua caliza: siendo el agua de lluvia la ideal para regar este cultivo. El agua de botella o la descalcificada también se puede utilizar para este propósito.

Frecuencia de riego

Cuando el clima sea cálido, o en el verano, debes regar tres veces por día: cada vez se incorpora una cantidad mínima de agua. La frecuencia de riego puede reducirse a dos: bien temprano en la mañana y última hora de la tarde, si se riega con mayor profundidad.

En el caso de las zonas frías, o durante el invierno, es preciso que riegues dos veces al mes o cada dos semanas. Durante el desarrollo de esta actividad evita mojar la planta, más bien tienes que priorizar las raíces.

En los casos donde haga falta mantener la humedad del suelo, alrededor de la planta, por un tiempo más prolongado, se puede acolchar la superficie con la corteza de pino. Igualmente en estos casos, son útiles los áridos decorativos de jardín.

¿Cuántas horas de sol debo darle al día?

El control de la temperatura es de los factores que garantiza la salud y prosperidad de las hortensias. Esta planta debe recibir suficiente calor para absorber los nutrientes que necesita para su crecimiento. Sin que este sea excesivo.

De este modo, a este tipo de plantas le conviene recibir el sol del Este o el de las mañanas, solo en las zonas donde el clima es suave. Si el clima es cálido no es recomendable exponerlas directamente al sol.

Por su parte, en las zonas templadas, prosperan sin problemas a la sombra. Estas plantas requieren como mínimo de cinco horas de sol para florecer. Por lo tanto, son ideales para ubicarlas en espacios interiores.

De forma general, debes saber que las hortensias prefieren temperaturas suaves para desarrollarse, las comprendidas entre los 15 y los 20 grados. Igualmente, se adaptan con facilidad a temperaturas más frías, siempre y cuando reciban el sol que necesitan.

En cambio, presentan dificultad para prosperar o sobrevivir cuando el clima es muy cálido.

En algunas zonas de España, durante el verano se pueden registrar temperaturas superiores a los 30 grados.

De este modo, en esta temporada es necesario dedicarles más tiempo y darles un trato preferencial para evitar que estas se enfermen o mueran y para mantener su inflorescencia.

Cuidados de la hortensia: ¿En qué época se podan?

Poda de la hortensiaPoda de la hortensiaPoda de la hortensiaPoda de la hortensiaPoda de la hortensia

La mejor época para podar las hortensias es justo después de su periodo de floración. Precisamente, porque sus inflorescencias, normalmente, se crean y se desarrollan a partir de las yemas que se formaron en el año anterior.

Pero, en caso de las floraciones que resultan de los tallos del año en curso, es conveniente cortar las ramas a inicios de primavera. En este caso, se deben dejar con respecto a la base a una distancia de 25 centímetros.

Para realizar esta actividad es recomendable emplear las tijeras. Las flores marchitas se deben dejar durante el invierno para que protejan los brotes que tienen debajo. Pero recuerda podarlas cuando finalice el invierno.

¿Cómo podar las hortensias?

Para podar las hortensias, se deben eliminar los dos brotes superiores, los cuales son los más duros. En cada corte procura cortar las ramas y los tallos que hayan dado flores, así como, los más estropeadas o los que no estén sanos.

Lo más que debes rebajar sus ramas es unos 30 ó 40 centímetros del suelo. Pero, es extremadamente necesario que conserves su estructura básica. Si está muy tupida, elimina la cuarta parte de las ramas viejas, en la primavera.

¿Cuáles abonos y fertilizantes son convenientes para las hortensias?

Existen algunos fertilizantes que se pueden usar para favorecer el florecimiento de la hortensias. Los fertilizantes como los del tipo 12-4-8 ó los del tipo 10-10-10 que le hacen bien a estas plantas.

Asimismo, el uso de abonos en estado líquido durante la temporada de floración, contribuye al crecimiento de las flores y las hojas. Además, ayuda a que se mantengan hermosas en todo el periodo.

Abono para hortensias

Estudio comparativo de los abonos más usados para el desarrollo de la hortensia

En el caso de los suelos, es conveniente que incorpores materia orgánica o humus a los suelos para que incorpores los nutrientes que necesitan estas plantas.

Igualmente, de forma periódica o según las necesidades, es conveniente que se agregue mantillo de hojas o estiércol descompuesto, alrededor de estas plantas.

Para usarlos, se deben seguir estrictamente las instrucciones que brinda el producto, pues el uso excesivo puede dañar las plantas. Igualmente una combinación de musgo de turba, azufre y compost le hace bien a estas plantas.

Cuidados de la hortensia: Enfermedades y plagas. ¿Cómo tratarlas?

Entre las enfermedades y las plagas comunes que afectan a las hortensias se encuentran: los pulgones, las babosas, las moscas verdes o los hongos.

Los últimos son reconocidos por las manchas presentes en las hojas. En estos casos es conveniente retirar las hojas enfermas y añadir algún producto antihongos que contenga azufre.

Por su parte, si se aprecia telarañas en las hojas u otros insectos, se debe usar para controlarlas los insecticidas. Igualmente, debes eliminar las flores muertas, puesto que estas pueden atraer enfermedades.

Un remedio casero,sencillo y efectivo se muestra en el video debajo dividido en dos partes, y que consiste en mezclar agua, leche y bicarbonato y rociarlo directamente sobre la hortensia invadida por hongos.

 ¿Cómo se reproducen las hortensias?

Para lograr la propagación de la planta deben ser talladas las raíces, de forma tal que escojas un tallo de aproximadamente unos 15 centímetros.

Siempre trata de que este no tenga flores, pero que si presente hojas por encima. Su color debe ser verde claro, más tenue que el resto de los tallos.

Es esencial que emplees unas tijeras completamente afiladas que te permitan hacer un corte perfecto, justo debajo del nodo de las hojas. Para que posteriormente lo plantes en una maceta.

Debes tener presente que no se debe exponer directamente al sol.

Si es necesario, cúbrela con una bolsa de plástico, sin tocar sus hojas. En unas dos o cuatro semanas el tallo debe comenzar a formarse o a enraizar. Cada dos días revisa la tierra para garantizar que se mantenga húmeda.

Ver video siguiente.

Cuidados de la hortensia: ¿Qué hacer para que florezcan?

Para ayudar a que las hortensias se mantengan florecidas durante toda la temperada se deben agregar los abonos de floración correspondientes, así como, podar a inicios de primavera los racimos de flores marchitos.

De este modo, toda la energía de la planta se centra en los nuevos brotes.

El lugar donde ubicas las hortensias, igualmente tiene una alta significación en el desarrollo y florecimiento de estas. Las cuales  deben estar preferiblemente en la sombra o semisombra, donde reciban luz.

Si notas que las plantas no florecen en su momento es porque no están recibiendo el sol que necesitan o porque reciben demasiado. En estos casos, es conveniente que las muevas de lugar.

Cuidados de la hortensia en macetas

Las hortensias en macetas son ideales para ubicarlas en las terrazas o en espacios interiores de las viviendas.

En lugares donde reciban aire y luz solar, pero no de forma directa. O sea, es recomendable tener estas plantas en la sombra a excepción de los lugares donde existe un clima bastante fresco.

Cada cierto tiempo es preciso que se cambien de maceta. Este lo determina el tamaño de la planta, cuando el contenedor se queda pequeño, se debe trasplantar.

En ese instante se debe colocar tierra nueva que sea fértil y con un adecuado PH. Esto ayuda a que la planta siga su desarrollo de forma adecuada.

Uso de MacetasUso de MacetasUso de MacetasUso de MacetasUso de Macetas

Si la hortensia ha crecido demasiado, puede ser un poco trabajoso moverla hacia otra maceta. En este caso, resulta más beneficioso dejarlas en el mismo tiesto. El procedimiento que debes seguir es el siguiente:

  • Corta tanto los tallos como las ramas que no gocen de buena salud
  • Raspa la tierra hasta que estén visibles las raíces, para ello puedes auxiliarte de un raspador
  • Coloca la tierra nueva hasta que las raíces queden bien tapadas
  • Agrégale agua para mantener el suelo húmedo

Si tus plantas están demasiado crecidas, el uso de las guías es fundamental para mantener las ramas rectas. Se estima que estas plantas se pueden mantener vivas y saludables en macetas, por un periodo de aproximadamente cuatro años.

Resumiendo

Los cuidados de la hortensia requieren dedicación y paciencia pero sus resultados son magníficos. Son plantas que aman la humedad y las temperaturas frescas, principalmente las que oscilan entre los 15 y los 20 grados. Estas plantas se pueden adaptar a temperaturas más bajas, pero no sobreviven en los climas cálidos.

Para que florezcan durante la temporada deben ser bien atendidas durante todo el año y se debe garantizar que hayan tomado, aunque indirectamente, al menos 5 horas de luz solar.

Tanto a las sembradas en espacios abiertos como a las que están en macetas se les debe incorporar abonos y nutrientes para mantener el suelo en perfecto estado. Durante el riego se deben priorizar las raíces y evitar que se encharque el agua.

El PH del suelo determina el color de las hortensias rosas y azules. Si el PH es hasta 5.5 se garantiza la segunda tonalidad. Para el rango comprendido de 5.5 a 7.5, los tonos rosas. Si el suelo presenta un PH  mayor a 7.5 la hortensia no se desarrolla correctamente y muere.

La poda es de las técnicas que hacen posible que esta planta prospere y nos regale flores grandes en el verano. Asimismo, el control de plagas y las enfermedades son acciones que se deben desarrollar para garantizar la salud y la longevidad de la planta.

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales. Muchas gracias!!!

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *